domingo, 9 de octubre de 2011

Construcciones caras por falta de madera

Entre agosto y septiembre de este año, los precios de la madera de construcción a nivel nacional se incrementaron progresivamente hasta en un 100 por ciento, provocando que los costos en la construcción de viviendas, puentes, multifamiliares y otras obras se eleven entre un 14 y 25 por ciento.

Debido a que la Autoridad de Fiscalización y Control de Bosques y Tierras (ABT) instruyó la otorgación de Certificados Forestales Digitales (Cefos) para regular la explotación de recursos maderables en los bosques de Bolivia, las empresas madereras demoraron mucho tiempo en adecuarse a la norma, al extremo de provocar inicialmente una escasez y luego un incremento de los precios de la madera de construcción, explica Jaime Ponce, presidente de la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco).

En los últimos 60 días, el valor de todas las maderas de construcción subió por encima del 100 por ciento. Por ejemplo, el pie de tabla ochoo subió de 3,30 a 6,20 bolivianos; la misma medida de tabla semidura de 4 a 8 bolivianos; lo mismo sucedió con el pie cuadrado de viga semidura y listón, cuyo precio aumentó de 5 a 8 bolivianos y de 2,5 a 4,50 bolivianos, respectivamente, en todos los mercados del país.

Ponce indica que una mayoría de las aproximadamente 7 mil empresas constructoras que operan en todo el territorio nacional está confrontando serios problemas de escasez y “subida exagerada” en precios de madera de construcción que es utilizada en los encofrados de obra gruesa y estructuras de cubierta o techos, además de marcos, ventanas y puertas.

Roberto Zúñiga Terceros, supervisor de obras de la empresa Diseño y Construcción (Disecon), dice que “en este momento no existe madera de construcción en el mercado y si está subiendo es porque existe mucha demanda y poca oferta, debido a que las empresas madereras también han reducido la extracción y comercialización de madera, por la excesiva burocracia en la obtención de certificados forestales”.

Edificaciones

El presidente de la Caboco informó que los nuevos precios de la madera encarecen la construcción de viviendas particulares en 17,48 por ciento; de viviendas multifamiliares, en 13,48 por ciento; de edificios (departamentos) en 11,74 por ciento y de puentes en 15,74 por ciento, entre otros rubros.

Para el presidente de la Cámara Departamental de la Construcción (Cadeco), Franklin Pérez, si en los próximas semanas no se restablece el abastecimiento y los precios de madera de construcción, muchas empresas de obras públicas que se adjudicaron la construcción de establecimientos educativos, caminos, hospitales, coliseos deportivos y puentes corren el riesgo de paralizar obras e incluso despedir un buen porcentaje de sus trabajadores “porque nadie puede trabajar a pérdida”.

Señala que en el caso de construcciones privadas, el costo final de las viviendas, departamentos o edificaciones será determinado, de una u otra manera, por la ley de la oferta y la demanda haciendo que en muchos casos sea la constructora la que asuma la incidencia del incremento, no sólo de la madera sino también de otros insumos de construcción como acero, mano de obra, cemento, ladrillo y arenas, entre otros.

MÁS DE 350 MIL EMPLEOS EN RIESGO

J De mantenerse la tendencia alcista en los precios de insumos para la construcción, alrededor de 350 mil trabajadores, en todo el país, corren el riesgo de perder sus fuentes de trabajo, mientras que en Cochabamba alrededor de 87 mil obreros quedarían cesantes.


Según registros de Fundempresa, en todo el territorio nacional prestan servicios más de 7.300 empresas de construcción. En el departamento de Cochabamba trabajan alrededor de 712 constructoras, de las cuales sólo 125 están afiliadas a la Cámara Departamental de la Construcción.

HAY EXCESIVA BUROCRACIA EN LA ABT

J Según la Cámara Forestal de Cochabamba, la excesiva burocracia por parte de la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT) en la otorgación de los Certificados Forestales Digitales (Cefos) está ocasionando que las empresas maderas retrasen el traslado de troncas a los mercados del país y se registre una escasez de madera, lo que se traduce en el incremento de precios.


Denunció que ante el desabastecimiento, los tronqueros aprovechan la situación para obtener ganancia incrementando el precio de la madera a capricho.

2 comentarios: